Venceré...

Venceré...
foto de Gema Laura Díaz

martes, 3 de junio de 2014

Jarro de agua fria... me visto de verde...

Este viernes pasado esperaba que fuera el último ciclo de quimio que me dieran, pero no será así, tienen que ponerme dos más. Estas cosas son difíciles de tomárselas con filosofía, aunque hay que ser conscientes de que puede pasar. Lo positivo, que no es porque las cosas no vayan bien, simplemente es lo más aconsejable, pero no puedo negar que me no me hizo ni pizca de gracia. 

Me cuesta y mucho, no sólo ahora, desde siempre, mostrar mis debilidades, darme esa tregua que es necesaria, que tengo que aprender a darme, porque no siempre tengo las fuerzas suficientes para "vestirme de verde", y eso también  lo tengo que aceptar. 

No me ha costado entender que tengo una enfermedad que tengo que afrontar sí o sí, que me tengo que poner un tratamiento, que ese tratamiento tiene unos efectos secundarios visibles, pero me cuesta mucho concederme tener esos efectos secundarios que no son tan visibles, o que se pueden disimular sobre todo de cara a los demás, y si pienso en mis hijos, mis esfuerzos, tengo que reconocer que son inhumanos y después me pasan factura.
Saber que esta semana está siendo y va a ser difícil, que posiblemente me pase de la cama al sofá y del sofá a la cama, que tengo molestias gástricas, salpullido, .... me pone en un estado de "me voy a levantar a ver si me espabilo" y no es posible. Mi mente dice SÍ, pero mi cuerpo dice NO y tengo que aprender a no tener esa guerra interna porque no me hace bien.

Estoy aprendiendo que adaptarme a la situación no es  una señal de que no ser fuerte o estar dejándome caer, porque creo que es precisamente lo contrario, es ser realista y pasar cada momento como toca. No ser capaz de reconocerme esa necesidad de parar y ocuparme de mí, me hace darme cuenta que no es fuerza lo que me sobra. Cuando pueda estar en mi sofá o en mi cama DESCANSANDO, sin que eso me provoque un absurdo sentimiento de culpa, habré vencido una barrera enorme que necesito vencer.

Seguiré mostrando mi lado positivo, en esto, como en todo en mi vida, seguiré pintándome la raya del ojo mientras pueda y vistiéndome de todos los colores que me plazca, pero debo aprender a mirarme en esos momentos sin raya en el ojo y con pijama... y no sentirme mal ni vencida.

Quiero poder decir "me siento mal, estoy fastidiada" sin tener que pensar, ni que nadie piense, que por eso  me estoy viniendo abajo, porque no es así, simplemente esto no es un paseo en barca... es un paseo en un tanque que viene dando cañonazos... eso sí cada batalla y por supuesto la guerra la pienso ganar yo. 






2 comentarios:

  1. Creo que ser fuertes no es poderlo todo, sino sobrellevar las circunstancias con entereza a pesar de nuestras debilidades y limitaciones. Y no hay dudas, Menchu, que a vos si algo te sobra es entereza! Sos admirable aún en tu "debilidad", y el verte vulnerable te convierte en más admirable aún para los que te conocemos, si eso es posible, y que sabemos que vas a superar también esto con la gracia y la garra que te caracterizan. Un abrazo enorme, amiga!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, he llegado aquí desde otro blog (lo que es este mundo) te he leído y estoy segura de que vas a salir para adelante y que los días malos existen y también hay que vivirlos y no hay que sentirse culpable por ello sino aprender de ellos, que es sino la vida, un continuo aprendizaje, espero que no te haya molestado, te mando un abrazo

    ResponderEliminar